Cómo crear tu propia Cadena de Mastering en Ableton Live

¡Hola, producer! ¿Has visto que acabamos de lanzar un nuevo de curso de mezcla y mastering para Tech House? Pues hoy queremos dedicar esta entrada a explicarte cómo crear tu propia cadena de mastering para que la uses en tus producciones.

¡No te pierdas el siguiente artículo!

¿Para qué se masteriza un proyecto?

El objetivo del proceso de mastering es dejar nuestro proyecto listo para poder enviarlo a sellos o pincharlo en sesiones de club. Con el mastering, buscamos realzar los elementos trabajados durante el proceso de producción y mezcla. La idea es tratar de aumentar su ganancia lo máximo posible sin llegar a degradar el sonido. Sin embargo, el mastering no nos servirá para arreglar ningún problema de ecualización, dinámica y demás que arrastremos desde las fases anteriores.

Esta es una creencia muy extendida entre muchos productores noveles que puede inducir a error. Por eso, siempre insistimos en la importancia de hacer un buen trabajo de producción y mezcla. Esto es fundamental para para que nuestro tema llegue lo más limpio y preparado posible al proceso de mastering.

¿Qué es una cadena de mastering?

Una cadena de mastering es un conjunto de plugins que añaden procesamientos de dinámica, ecualización, saturación, limitación y/o aumento de ganancia a una producción musical.

Estas cadenas pueden contener plugins tanto nativos como de terceros y suelen agruparse en un Audio Effect Rack en la pista master del proyecto.

Te recomendamos que prepares tu cadena de mastering en un Audio Effect Rack para que puedas guardarla en tu librería de Ableton. Esto te permitirá utilizarla como plantilla y adaptarla a cada proyecto. Así ahorrarás tiempo, ya que no tendrás que crearla de cero cada vez que empieces un tema nuevo.

Alex Gonzalez te enseña a crear tu propia cadena de mastering en el Curso de Mezcla y Mastering para Tech House

Descarga gratis la Cadena de Mastering de Producción Online


Master, pre-master y track de referencia

Antes de empezar a masterizar, es recomendable hacer una preparación previa cargando en el mismo proyecto un pre-master y un track de referencia. Esto nos servirá de guía en nuestro proceso de mastering.

¿Qué es el pre-master? Llamamos pre-master a nuestro proyecto completo antes de pasarlo por la cadena de mastering. Tener a mano esta referencia nos permitirá conocer qué le está ocurriendo al sonido con los procesamientos que vamos aplicar en la cadena. Para generar tu pre-master, solo tienes que exportar el proyecto entero y cargar el archivo generado en una nueva pista de audio dentro de nuestro proyecto.

En cuanto al track de referencia, lo suyo es que busques uno que sea similar al tema que has producido y que te guste como suena en términos de frecuencia, dinámica y ganancia.

El headroom, un concepto fundamental antes de masterizar

Tampoco podemos ponernos a masterizar sin tener claro el concepto de headroom. Si no tenemos en cuenta el headroom, correremos el riesgo de degradar el sonido final.

Si no sabes bién qué es esto del headroom, no te preocupes. Nuestro profe Álex te lo explica en este vídeo:

El headroom es el espacio que queda libre entre estos picos y los 0 dB. Este es el espacio del que disponemos cuando aplicamos los procesos de mastering dirigidos a aumentar la ganancia de nuestro track. Sin un nivel suficiente de headroom, los picos más altos superarán el límite de los 0 dB y acabarán degradando la señal de audio, lo que arruinará por completo el resultado final.

Para llegar a la fase de mastering con un buen headroom, es importante que controles estos picos al hacer la mezcla y apliques los correspondientes compresores, limitadores y demás herramientas de dinámica en cada elemento.

Como referencia, te diremos que, de cara al mastering, se considera un buen nivel de headroom aquel que se sitúa entre -6 y -3 dB.


Descarga gratis la Cadena de Mastering de Producción Online


Elementos de una cadena de mastering: Dinámica de audio

Para empezar, en una cadena de mastering no pueden faltar elementos de control de la dinámica de audio, tales como compresores, compresores multibanda y limitadores.

Un compresor realmente útil en este tipo de cadenas es el Multiband Dynamics, el compresor multibanda nativo de Ableton Live (aunque puedes usar cualquier compresor multibanda de terceros, sin duda). Este tipo de compresores funcionan como cualquier compresor normal (comprimen la señal de audio apartir de un determinado umbral). La diferencia es que nos permiten trabajar las bandas de graves medios y agudos por separado. Gracias a ello, tenemos un mayor control sobre todo el espectro frecuencial en términos de dinámica y podemos trabajar con mucha más precisión.

Por otro lado, otro compresor que viene genial en los procesos de mastering es el Glue Compressor, también nativo de Ableton Live. ¿Podemos usar un compresor normal? Sí, podríamos usar el compresor normal. Lo que ocurre es que el Glue Compressor está diseñado de tal forma que logra empastar los sonidos de varias pistas a la vez. Por su parte, el compresor normal está más orientado a trabajar sobre pistas individuales. Como la cadena de mastering se aplica a la pista master (es decir, a todas las pistas del proyecto por igual), lo que nos interesa es aplicar un tipo de compresión que nos empaste todos los elementos.

Además, el Glue Compressor incluye también una herramienta de clipping con la que controlar transitorios (principalmente del bombo y las percusiones) que se nos estén comiendo headroom y así ganar aún más espacio para el aumento de ganancia.

Y para poner el broche de oro, te recomendamos que también cargues un limitador en tu cadena de mastering. Puedes optar por el limitador nativo de Ableton (bastante sencillo, aunque funciona muy bien) o recurrir a limitadores de pago como el FabFilter Pro L con el que conseguirás resultados aún más precisos y profesionales.

Con el limitador, no solo conseguimos controlar los picos de la señal de audio, sino que también nos permite terminar de aumentar la ganancia todo lo que nos permita el headroom disponible antes de llegar al nivel de distorsión.

Recuerda que la principal diferencia entre un clipper y un limitador es que el clipper recorta por completo la señal que supera un determinado umbral, mientras que el limitador la “aprieta” hacia abajo (es decir, reduce su volumen). Si quieres profundizar en este tema, te recomendamos que eches un vistazo a esta entrada, en la que explicamos con detalle la diferencia entre cómo actúan los limitadores frente a los clippers.

El limitador Pro-L2 de FabFilter te puede ayudar a identificar y corregir transitorios

Elementos de una cadena de mastering: Ecualización

Tampoco pueden faltar herramientas de ecualización en una cadena de mastering que nos permitan complementar el control frecuencial logrado con el compresor multibanda.

Puedes tirar de ecualizadores de terceros como el FabFilter Pro-Q 3, con el que podrás aplicar una ecualización dinámica (es decir, una ecualización que depende de una señal de entrada, similar a lo que ocurre con el compresor) u optar por los plugins nativos de Ableton Live.

Ableton Live ofrece tres tipos de ecualizadores: Channel EQ, EQ Eight y EQ Three. Utilizar uno u otro en la cadena de mastering depende un poco de las preferencias personales de cada productor o ingeniero de sonido. A nosotros nos gusta mucho trabajar con el Channel EQ en este proceso, que es un ecualizador incluido en Ableton a partir de la versión 11.

El Channel EQ es un ecualizador semiparamétrico que nos permite hacer curvas de ecualización más creativas que reflejan un efecto analógico. En una cadena de mastering, nos permite ajustar la curva de los graves, medios y agudos por separado de forma muy sutil. Esto viene genial para darle a nuestro mastering ese embellecimiento frecuencial que buscamos.

¿Podríamos hacer lo mismo con el EQ Eight? Sí, de hecho, algunos ingenieros de sonido prefieren este tipo de ecualización al hacer el mastering. Lo que ocurre es el EQ Eight funciona mejor para hacer ecualizaciones correctivas durante la mezcla (como eliminar transitorios) y requiere un mejor manejo si lo que buscamos es ponernos más creativos y sutiles en la fase de masterización.

Ableton Live 11 cuenta con tres ecualizadores nativos: EQ Three, EQ Eight y Channel EQ

Elementos de una cadena de mastering: Saturador

El Saturator es otra herramienta imprescindible en nuestro proceso de mastering con la que vamos a poder dar más presencia a determinadas frecuencias, aumentar la ganancia y lograr un mayor color en nuestro sonido en general. En concreto, el saturador nos puede servir para resaltar frecuencias que hayan podido quedar enmascaradas por otras resaltadas en los procesamientos anteriores. Por ejemplo, las frecuencias medias suelen sonar más bajo que las graves y las agudas en la música de club. Aplicar color con el Saturator en esta región del espectro frecuencial puede realzar esas frecuencias y lograr un resultado más balanceado.

Algo importante que debes tener en cuenta sobre el aumento de la ganancia durante el mastering es que lo ideal es apuntar hacia aumentos de ganancia de unos pocos decibelios con cada procesamiento aplicado, más que hacia un aumento de ganancia brusco con un único plugin que puede llevarnos a la saturación. ¡Sutileza ante todo!


Descarga gratis la Cadena de Mastering de Producción Online


Análisis del espectro frecuencial y medición de LUFS

Además de todos los plugins con los que podemos trabajar la dinámica, las frecuencias y la ganancia de nuestra pista master, es importante que utilicemos también analizadores que nos permitan ver cómo va la curva del espectro frecuencial y cómo de alto (loudness) está sonando el resultado final de la cadena de mastering.

Para el primer caso, cuentas con el analizador espectral Voxengo Span que tanto utilizamos en Producción Online. Se trata de un plugin gratuito que nos permite visualizar la curva del espectro frecuencial y nos permite conocer de un vistazo si nuestras frecuencias están balanceadas o no.

En cuanto a la medición del loudness, necesitarás un medidor de LUFS, como el Youlean Loudness Meter (gratuito) o el Swiss Army de Max for Live. Estos medidores te dan información sobre cómo percibe el sonido el oído humano y qué intensidad tiene la señal de audio. Por si no lo sabes, LUFS es una unidad de medida estandarizada (similar a RMS) que indica lo alto que estamos sonando en nuestro proyecto.

La ventaja de usar este tipo de medidores es que nos ofrecen información detallada sobre cómo de alto estamos sonando sin dejarnos engañar por el sesgo de nuestros oídos. De esta forma, sabrás con precisión cómo está actuando tu cadena de master en lo que respecta a la sonoridad de tu track.

Plugis como el Youlean Loudness Meter te permiten saber con precisión cómo de alto se percibe tu música

Mira el Tutorial completo Paso a Paso en Youtube

En este vídeo verás como crear tu propia cadena de mastering con plugins nativos de Ableton y además podrás descargarla de forma gratuita.

¿Quieres acceder a este curso ahora mismo?

Si te haces Miembro PRO podrás acceder a absolutamente todos nuestros cursos. ¡Actualmente tienes más de +924 vídeos para disfrutar! También podrás descargar recursos y acceder a descuentos exclusivos de terceras marcas.